Inicio»Nacional»China empieza a realizar pruebas anales para detectar el coronavirus

China empieza a realizar pruebas anales para detectar el coronavirus

1
Compartido
Pinterest Google+

Los expertos aseguran que estos test son más fiables que los de antígenos o las PCR, puesto que la COVID-19 vive más tiempo en el ano y en las heces.

A estas alturas de la pandemia, casi todos conocemos ya las PCR, los los tests de antígenos, que se realizan vía nasal, o las pruebas de saliva para detectar si estamos contagiados. Asimismo, existen test serológicos, realizados a través de una muestra de sangre, que permiten saber si hemos pasado la enfermedad debido a la presencia o ausencia de anticuerpos en nuestro organismo. Sin embargo, China ha querido dar un paso más en la detección del virus y ha comenzado a utilizar pruebas anales para descubrir si una persona está infectada.

Según recoge el medio Global Times, un niño de nueve años dio positivo por COVID-19 la semana pasada en Beijing y la escuela donde estudiaba realizó pruebas de todo tipo a su personal y estudiantes, entre las que se encontraban los test anales. En total 1.200 personas de este centro fueron sometidas a las pruebas para detectar más casos, dado que el alumno estaba infectado con la cepa británica, conocida por ser más contagiosa. Sin embargo, las demás pruebas resultaron negativas, según concreta el South Morning Post

Más fiable

Li Tongzeng, médico jefe del Hospital You’an de Beijing, explicó a la cadena estatal de Televisión Central China (CCTV) que el coronavirus sobrevive más tiempo en el ano o las heces que en las vías respiratorias, por lo que la prueba anal “puede aumentar la tasa de detección de personas infectadas en grupos clave y reducir el diagnóstico perdido”. Sin embargo, esta técnica no es tan conveniente como los hisopos orales, por lo que, de momento, solo se aplicará a grupos clave en los centros de cuarentena.

Varios investigadores chinos defendían la práctica de este test en un artículo publicado en Agosto del 2020,“Proponemos hisopos anales como la muestra potencialmente óptima para la detección del SARS-CoV-2 para la evaluación del alta hospitalaria de pacientes con COVID-19”, concluían.

Controversia

Esta innovadora prueba no ha escapado a las críticas. Algunos expertos se han manifestado ya para cuestionarla. Yang Zhanqiu, de la Universidad de Wuhan, sostiene que los hisopos nasales y de garganta continúan siendo las pruebas más eficientes para detectar la COVID-19, dado que el virus se contrae a través del tracto respiratorio superior: “Ha habido casos relacionados con el resultado positivo del coronavirus en los excrementos de un paciente, pero ninguna evidencia ha sugerido que se haya transmitido a través del sistema digestivo”.

Asimismo, algunas personas que se han sometido a la prueba aseguran que no es algo agradable. “Solo vergüenza infinita. Eso es lo que se siente. Buena suerte”, comenta Douyacai, una estudiante que regresa de Corea del Sur, que se hizo la prueba en Beijing en su decimocuarto día de cuarentena, según recoge ABC News

Entrada anterior

Erogó la Federación más de 50 mil mdp en “gastos varios”

Siguiente entrada

Arranca Hub de innovación tecnológica para la acción climática en Querétaro