Inicio»Nacional»Gobierno de AMLO recurre a la UNOPs para vender el avión presidencial

Gobierno de AMLO recurre a la UNOPs para vender el avión presidencial

0
Compartido
Pinterest Google+

El costo de mantenerlo ocioso habría alcanzado para cubrir 3.5 veces los contratos que ha firmado el Inmujeres en lo que va de este gobierno, o el 28% de las compras de material oncológico en 2020.

Debido a que el avión presidencial no salió ni con rifa, el gobierno de México solicitó a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés) ayuda para encontrarle comprador.

Desde antes de que llegara a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador ofreció vender el TP01 “José María Morelos y Pavón”, adquirido por el expresidente Felipe Calderón y que tuvo sus primeros vuelos en el gobierno de Enrique Peña Nieto. No obstante, en 29 meses, el gobierno no ha conseguido comprador para el avión valuado en alrededor de 2,500 millones de pesos.

En agosto pasado, la Sedena firmó un contrato con The Boeing Company por 95,020 dólares para la actualización de un software del avión.

En un primer instante, el gobierno federal planteó realizar rifar el avión presidencial, pero finalmente solo en el boleto se imprimió la imagen, pues el premio fueron 2,000 millones de pesos.

El objetivo de la licitación ITB/2021/19079, es encontrar y recomendar potenciales compradores de la aeronave con las mejores condiciones para el gobierno de México.

La licitación indica que el avión, que se encuentra estacionado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), tiene un valor mínimo de venta de 2,286 millones 017,512 pesos.

La empresa que se encargue de buscar los potenciales compradores para el avión presidencial recibirá una comisión de “reconocimiento”, la cual no deberá superar el 0.03 % del valor mínimo de venta del avión; es decir, 685,805 pesos. Si la aeronave se logra vender, la empresa que le haya encontrado comprador deberá establecer el monto de la “comisión de éxito”.

El proceso de licitación de la UNOPS se abrió el pasado 14 de mayo y cerrará el 4 de junio. La empresa ganadora tendrá entre sus tareas realizar actividades de promoción y publicidad de la aeronave que ha sido calificada por el presidente Andrés Manuel López de onerosa y un exceso.

La empresa tiene 16 semanas para poder vender la aeronave, pero el plazo podría extenderse otros cuatro meses.

Con los plazos que tendrá la empresa encargada de encontrarle comprador al avión presidencial, podría ser que antes de que se cumpla el tercer año del gobierno de López Obrador logre vender lo que ha calificado de un “exceso”.

Los costos de no volar

 

Resguardado por la Fuerza Aérea Mexicana en el antiguo Hangar presidencial del AICM, el avión presidencial genera costos al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que ha procurado una política de austeridad.

De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el costo de mantenimiento superó los 400 millones de pesos.

Ese gasto es 3.5 veces mayor que lo que suman los contratos firmados por el Instituto Nacional para las Mujeres desde el 1 de diciembre al pasado 8 de marzo, día en que se recuerda la lucha por la igualdad sustantiva entre los géneros.

La institución con el mandato legal de combatir la violencia y la discriminación hacia la mujer -asunto que le ha sido reclamado al presidente Andrés Manuel López Obrador-, ha erogado 120 millones 337, 401 pesos en los primeros dos años de este sexenio, de acuerdo con una localización de contratos realizada por Expansión Política.

Los contratos con montos más elevados, el Inmujeres los signó para la realización de eventos, hospedaje, arrendamiento de equipo y … boletos de avión.

Los más de 400 millones de pesos que se han gastado en un avión estacionado, también representan 28% de lo que firmó en contrataciones el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) para adquirir medicamentos oncológicos en 2020. En su primer año de operación, el instituto tuvo compras por 1 ,411 millones 912, 415 pesos en medicamentos para pacientes con cáncer.

Del mismo modo, ese dinero pudo ser útil para contratar 80 veces despensa para nueve meses para niños indígenas pues el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas firmó un contrato en 2020 para adquirir bienes perecederos para casas y comedores de Ocosingo Chiapas -en donde se atienden menores-, en cinco millones de pesos, de marzo a diciembre.

FUENTE: EXPANSIÓN.POLÍTICA.COM

Entrada anterior

Destapan pasado priista de Adal Romero, candidato de RSP en Corregidora

Siguiente entrada

Cuauhtémoc Cárdenas: "El de AMLO no es un gobierno de izquierda"