Inicio»Querétaro»Magui Fisher, la panista detrás de las redes de María Alemán; errores.

Magui Fisher, la panista detrás de las redes de María Alemán; errores.

0
Compartido
Pinterest Google+

Estos nuevos tiempos han exigido especialistas en todas las materias pero, justamente, la nueva era digital ha demandado perfiles que sepan todos y cada uno de los pasos a seguir dentro de las redes sociales.

 

En Querétaro, de cara a la búsqueda por la capital, la aspirante priista María Alemán Muñoz Castillo solicitó los servicios de Margarita Martínez Fisher, más conocida en el medio como “Magui”.

 

La excandidata a la alcaldía de Miguel Hidalgo, en CDMX, se ha encargado de la operación de las redes sociales de la diputada federal.

 

Digamos que empezó bien, pero conforme han ido avanzando los días en el tenor de las campañas, se observa un deterioro de la imagen de María. Ese buen destello que se constituyó en San Lázaro se ha venido abajo en el juego electoral queretano. No pudieron sostener esa acertada línea de trabajo; las desestabilizaron.

 

Una candidata perdedora difícilmente podrá abonar algo positivo a otra candidata.

 

Ya ni hablar de las flagrantes violaciones a la ley electoral. El equipo de redes se negó a cambiar el logo de María Alemán, es decir, el que maneja como candidata es el mismo que tiene como diputada federal. Y todo en las narices del Instituto Electoral del Estado de Querétaro. El desconocimiento hizo incurrir en agravios legales.

 

¿Su estrategia? Golpear mediante videos en Facebook y Twitter a Luis Bernardo Nava hasta cuando respira. Tanto ataque tendría sentido si existieran 2 o 3 puntos porcentuales de distancia entre ella y él, pero caray, estamos hablando de una diferencia de más de 20 puntos que, por más que patee el pesebre, no logrará remontar en esta semana que resta de campaña. Las pautas corren a cargo de “Buensalto”, una firma dirigida por Fisher.

De hecho Buensalto se especializa también en otro campo: contraste o guerrilla. Sin embargo, esas páginas alternas de “noticias” nomás no alcanzaron para avanzar siquiera 3%.

 

A estas alturas sería mejor que Fisher recomendara una línea de trabajo más mesurada, a fin de ya no desgastar ni a la candidata ni a su equipo.

 

Se acabó el tiempo.

 

 

Entrada anterior

Priistas y morenistas olvidan pandemia y arman verbena luego de debate en Querétaro

Siguiente entrada

Juan Guevara, pura grilla