Inicio»Nacional»Superdelegados se fueron a buscar gubernaturas sin entregar reportes ni ser evaluados

Superdelegados se fueron a buscar gubernaturas sin entregar reportes ni ser evaluados

0
Compartido
Pinterest Google+
La Secretaría de Bienestar refirió que los delegados no tienen agenda pública ni entregan informes, pero aseguró que se conducen con apego a la ley.

Los superdelegados tienen la tarea de aterrizar en los estados y las comunidades los programas prioritarios del gobierno, pero no existen mecanismos para la rendición de cuentas y su desempeño no ha sido evaluado este año.

Esta opacidad se suma al hecho de que los delegados de Programas para el Desarrollo -que es su título oficial- tienen dos jefes: administrativamente, están adscritos a la Secretaría del Bienestar, pero sus nombramientos son decididos por la Coordinación General de Programas Integrales de Desarrollo de la Presidencia de la República, a cargo de Gabriel García.

 

Animal Político solicitó a ambas instancias federales la agenda pública de trabajo de los superdelegados en el último año, así como sus informes de labores trimestrales o anuales correspondientes a 2019 y 2020. La solicitud de transparencia se centró en los funcionarios de los 15 estados en los que se renovará el cargo de gobernador el próximo año; siete de ellos RENUNCIARON HACE POCO para contender por una gubernatura por Morena.

Mientras que la Coordinación de Programas que dirige Gabriel Hernández se deslindó de responder, con el argumento de que no es un asunto de su competencia, la Secretaría de Bienestar refirió que los delegados no tienen agenda pública ni entregan informes, pero aseguró que se conducen con apego a la ley.

Debido a la pandemia, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) no ha podido supervisar este año el desempeño de los programas sociales que coordinan los superdelegados.

El único documento oficial que esboza la tarea de dichos funcionarios son los informes trimestrales que elabora Bienestar sobre los programas del Ramo 20 (que no son todos los que tienen a su cargo los superdelegados).

En entrevista con Animal Político, un delegado del sureste del país, que accedió a hablar a condición de anonimato, refirió que ni Bienestar ni la Coordinación de Programas les requiere entregar informes de desempeño; no obstante, declaró, su trabajo está todos los días bajo supervisión.

Los superdelegados sí han incumplido la ley, pues los Lineamientos que regulan las funciones de las Delegaciones de Programas para el Desarrollo, publicados en el Diario Oficial de la Federación en julio de 2019, establecen que tales funcionarios están obligados a rendir cuentas de su trabajo y la implementación de los programas sociales.

“Los Delegados deberán mantener informadas a la Secretaría (de Bienestar) y a la Coordinación General, a través de la Unidad de Coordinación de Delegaciones de la Secretaría, sobre las acciones respecto al ejercicio de sus funciones y la implementación de los Programas para el Desarrollo, de acuerdo a los plazos y formato que le sean requeridos”, indica el acuerdo sexto.

“No están obligados a informar”

El próximo año habrá elecciones para renovar la gubernatura de Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas.

Los superdelegados de siete de esas entidades se separaron del cargo y se registraron como aspirantes de Morena a la candidatura de su estado: Víctor Castro, de Baja California Sur; Juan Carlos Loera, de Chihuahua; Índira Vizcaíno, de Colima; Pablo Amílcar Sandoval, de Guerrero -quien es hermano de la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval-; Gilberto Herrera, de Querétaro; Manuel Peraza, de Nayarit, y Lorena Cuéllar, de Tlaxcala.

Se supo que  tres de dichos aspirantes -el chihuahuense Loera, el guerrerense Sandoval y la colimense Vizcaíno- son investigados por la SFP por presuntos actos de nepotismo y por promoción indebida de su imagen con cargo a los recursos públicos.

En atención a la solicitud de información, la Secretaría de Bienestar contactó a cada una de las Delegaciones de programas sociales en los estados, pero solo para recabar la misma respuesta en todos los casos: “No existe agenda pública de actividades de los titulares de las Delegaciones, ni tampoco informes de labores, toda vez que, en términos de la ley, no hay tales obligaciones a cargo de los titulares de las Delegaciones de Programas para el Desarrollo”, indicó la dependencia.

A su vez, las Delegaciones declararon que sus titulares no elaboran informes por escrito debido a que no se los ha requerido ni la Secretaría de Bienestar ni la Coordinación de Programas.

“Nos evalúan todos los días”

Los superdelegados tienen a su cargo alrededor de 25 programas sociales considerados prioritarios por el gobierno de López Obrador y que dependen de Secretarías como la Bienestar, Educación, Trabajo, Economía y Agricultura.

De acuerdo con funcionarios entrevistados, los delegados no tienen acceso a la administración directa de los recursos de los programas.

“Nunca, ni un peso, ni siquiera yo he firmado un cheque ni para pagar la luz de mis oficinas. No manejamos ni un peso”, aseguró un delegado que solicitó hablar de manera anónima.

El funcionario detalló que su trabajo consiste en dar trámite a las solicitudes de ciudadanos que quieren ser considerados beneficiarios de programas, y vincular a estos con las Secretarías correspondientes.

FUENTE: ANIMALPOLÍTICO.COM

Entrada anterior

Alerta por COVID-19 en CFE: la dependencia tomó medidas luego de registrar 824 contagios activos

Siguiente entrada

Reprueba Congreso cuentas de Macuspana